Por que fracasan los países. Argentina y las posibilidades perdidas.

BAJAR PDF AQUÍ Por que fracasan los paises (español)

Why nations fail: The origins of Power, Prosperity and Poverty”, es un libro publicado en 2012 por los economistas Daron Acemoglu, y James A. Robinson,

Libro trata de explicar porque algunos países, incluso en condiciones climáticas adversas, pueden desarrollarse, potenciar sus economías, ganarle a la pobreza y garantizarle un futuro su población.

Todo comienza por una buena administración, una hoja de ruta con espíritu patriótico, abrazando aquellos ciudadanos que lucharon por la libertad el desarrollo de sus pueblos.

Pero también es fundamental un manto de realismo y análisis para poder interpretar y desarrollar los potenciales que tienen cada uno de los países soberanos.

La mayoría de estos países tienen economías basadas en la potencia de sus territorios, es decir minería, agroindustria, pesca, turismo, tecnología, por dar algunos ejemplos.

Pero la logística es fundamental , como hacer que  llegue la materia prima, productos, el transporte público con la mayor eficiencia y al menor costo es elemental en un proceso indefectiblemente que debe llevar a la interconexión del país. Porque sí una República no está interconectada entre sí, en definitiva, estamos hablando una falta de coordinación interna que no sólo afecta a la economía sino también la relación entre los pueblos , su unidad y la igualdad de oportunidades.

En referencia a lo expuesto, el transporte por excelencia es el ferrocarril, primariamente en el transporte de carga como así también el pasajeros – aunque la industria aeronáutica desarrollada tiene una versión más dinámica de ese tipo de transporte -.

Pero para que el ferrocarril sea un éxito y pueda instalarse, en forma, rápida, eficaz y económica, el escenario ideal es el territorio de llanuras. Los países cuya geografía tienen un gran contenido de llanuras se ven muy beneficiados en este sentido.

La República Argentina se encuentra en el puesto número 8 entre los países con mayor llanura del mundo precedido por Rusia, Canadá, China, Estados Unidos, Brasil, India y Australia. [1]

Pero más allá de este dato geográfico no ha utilizado esas bondades de su territorio para poder explotarlas a su máximo esplendor. Es decir, a contramarcha de las grandes potencias que se hicieron fuertes por su interconexión ferroviaria, que permite no sólo llevar pasajeros de un lugar a otro, sino productos, materias primas a diferentes localidades de un país, sino también llegar con un bajo costo de transporte a los puertos, permitiendo en forma igualitaria el desarrollo de las economías regionales. La Argentina en vez de ampliar y modernizar su sistema de ferrocarril pasó de tener en los años 50 47,000 km de vías de ferrocarril a tan solo 18,000[2].

Si bien la reducción ha sido en forma sistemática, en los años 90, un proceso de privatización llevado adelante por el presidente Carlos Menem, produjo la desmantelación de prácticamente el 30% del sistema ferroviario argentino bajo el lema “ramal que para ramal que cierra”.

Eso no sólo provocó que muchos pueblos quedarán desconectados a nivel social sino también a nivel económico. Es decir, los pueblos y regiones productivas alejadas de los 3 principales puertos de la Argentina (salida principal para la exportación), tuvieron que buscar métodos alternativos para transportar sus productos, encareciéndolos considerablemente.

Si bien el sistema ferroviario argentino no se caracterizaba por tener una buena administración porque generalmente estaba a cargo de funcionarios puestos por el Gobierno de turno sin la experiencia en la materia, como así también permanentes conflictos sindicales que no garantizaban su pleno funcionamiento,

Mas allá de eso , y en vez de corregir errores se tomo la decisión de cerrar y no solamente afecto ese presente sino también el futuro de la República. Porque sumado a la alta presión impositiva que tiene la industria, nacional y el sector agropecuario, se agrega mayor incremento en la en la logística y burocracia – ello genera pérdida de tiempo y más costos -, al tener que implementar otras alternativas de transporte como el camión y en algunos casos el avión de carga para poder continuar.

Estas realidades generan diferentes efectos: la desaparición de algunos pueblos donde su vida dependía del ferrocarril, el encarecimiento del transporte de pasajeros y por sobre todo el encarecimiento del producto manufacturado y las materias primas.

Por ende, algunas industrias no pudieron continuar, otras tuvieron que reinventarse obligatoriamente y las que continuaron debieron trasladar los nuevos costos y los nuevos tiempos a los precios finales. Eso significa mayor costo interno que genera un  problema que se llama inflación.

Un mayor costo externó que significa desventaja competitiva respecto a mercados internacionales, cuyos decidieron tomar políticas inversas, es decir invertir en herramientas que permitan a los productos nacionales tener menor costo y así ganar mercados internacionales.

En estos tiempos se observa un vínculo cada vez más profundo entre la población y la tecnología   lo que posibilita que muchos ciudadanos dejen las grandes urbes para mejorar la calidad de vida.  La migración de las empresas al interior es parte de un proceso de descentralización que permite combatir el desarraigo, generando nuevos pueblos y nuevas industrias garantizando el federalismo.

Conforme a lo planteado para poder crecer es indefectible pensar primero hacia adentro, unir al territorio a través de un moderno sistema de intercomunicación ferroviario donde en cada estación vuelvo a renacer un pueblo, sus industrias y la potencia de las economías regionales. De eso se trata el federalismo, de que el crecimiento sea a lo largo y lo ancho del territorio, permitiendo generar nuevos empleos privados, nuevos centros de estudios para capacitar a esas nuevas demandas laborales y que el ciudadano tenga la libertad de poder desarrollar su vida por sí mismo.

En definitiva, como mencionaba al principio los países no fracasan por su pueblo sino por las políticas equivocadas de sus gobernantes y la falta de una mirada estructural a mediano y largo plazo.

Por Diego Migliorisi

 

diego migliorisi

Por Diego Migliorisi

Belgraniano Abogado,
Corredor inmobiliario
Master en comunicación política
Fundador AALCC y 1770 Argentina
Vicepresidente Comité Tecnología Federación Interamericana de Abogados

 

 

[1] https://www.geografiainfinita.com/2019/06/los-paises-mas-grandes-del-mundo-en-superficie/
[2]https://revistavial.com/nuevas-tendencias-en-transporte-ferroviario-mitos-y-realidades-2/#:~:text=947%2C%20su%20red%20ferroviaria%20total,y%20angosta%20con%201%20metro.