En 1899 en Puerto Cook existió, durante tres años, una cárcel llamada San Juan de Salvamento donde eran enviados los criminales más peligrosos del país, donde el trabajo era obligatorio para subsistir. Un lugar rodeado de un mar helado donde nadie podía escapar. Donde asesinos,…